Del Remolino a la Doncella

 

Y terminó girando al sur
el remolino dentro del caleidoscopio,

girando y girando, el camino que forjó,

decidido, fuerte y sincero.

El remolino repleto de sueños

giró como lo hizo la doncella,

logrando vomitar y sacarse

toda la mierda que cagaba a su cabeza.

 

 

El girar no era la pasión

pero sin pensar lo hizo,

se separó de aquella doncella,

giró por 72 meses

y desde otro sur o quizás otro norte

entrega su respuesta:

 

"Giré borracho, encantado en la tontera,

giré decadente, repleto de miedo,

giré sin querer verte ni encontrarte,

giré, y te ví y te encontré en cada giro,

giré hasta reventar de un enorme choque,

giré con culpa, giré hasta entender"

 

Giró, murió, vomitó, chocó, renació,

entendió y creció, supo el por qué;

te vió girar hacia el sur y emprender el camino,
de la doncella apasionada transformada en remolino.

 

Gira hermosa doncella, 

en el hermoso giro de la revuelta;

Gira valiente doncella

en la destrucción de sus creencias,

 

Gira cuanto más quieras
que acá habrá siempre un remolino 
girando, esperando, recordando

 y escribiendo lo que venga...