UNDER PRESSURE, Si la vida fuera (LO ES) como un disco de La Polla Records...

TRACK 1: MONOPOLIO.

El trato era el siguiente: Martes, Jueves y Sábados me encargaba yo; Miércoles, Viernes y Domingos ella. El Lunes se descansa. Estábamos de acuerdo, pero ella quería más lucas, siempre quería más lucas, de a poco se empezó a poner desagradable “la relación”. A pesar de que éramos competencia el negocio funcionaba de lo mejor, para los dos, pero las ansias de a poco la traicionaron. Llevábamos un poco más de tres meses con esta dinámica cuando se acercan un par de tipos, me dicen que vienen de parte de la Elvira y que a partir de hoy ella se quedaba con el negocio completo, que ya no había acuerdo. En eso me espanté y uno de los tipos alumbra un fierro, me asusté y me viré. Caminé pensando en qué hacer, cómo cobrar, no me podía quedar ahí. Llegué al día subsiguiente, cuando me tocaba (en teoría) y allá estaba Elvira, instalada, con estos dos hueones que desde dos cuadras de distancia ya me habían visto. Me acerco y salen a mi encuentro, pa mala cueva de ellos yo no andaba solo, digamos que mi acompañante se fue por otro lado. El hueón saca el fierro, me apunta y una milésima de segundo antes de apretar el gatillo un batazo golpea su calvo cráneo, el otro hueón salió corriendo y a la Elvira nunca más la volví a ver. No alcanzó a pasar un mes y llego otro socio, conversamos y acordamos los días, el mismo sistema, ya llevamos un año sin problema alguno, Martes, Jueves y Sábados me encuentran acá…

 

TRACK 2: THE BIG BROTHER.
El plan perfecto para robar un banco, todo calculado, todo resuelto. Ciudad Capital es pequeña, engrandecida por el ego de sus habitantes, pero al final de cuentas solo es un pueblo perdido en el tiempo y el espacio. Había estado pensando en esta jugada hace un buen par de años, lo tenía todo calculado, todo resuelto. Los años siguiendo las vidas de los pesos pesados del oficio habían dado frutos, identifiqué los errores, estudié las salidas, todo estaba listo. Debía escoger a mi compañero, pero todos los atracos fallaban por culpa de algún sujeto que se salía del plan, así es que decidí hacerlo solo, a la más vieja usanza. La mañana del atraco fui a un banco que quedaba en el centro de Ciudad Capital, exactamente a las nueve de la mañana, el banco con la seguridad más infalible, me acerco a sus oficinas con la intención de querer abrir una cuenta y bajo el escritorio de uno de los seres más repugnantes de acá planto una bomba que en un plazo de cuatro horas hará su hermoso trabajo. Está todo listo para abrir mi cuenta en el banco, con un apretón de manos sellamos nuestro “pacto”. Salí de este nido de serpientes y una de las miles de cámaras que adornan esta ciudad apunta hacia la entrada, me acomodo mi sombrero, arreglo mi corbata y continúo con el plan. Hago el trayecto caminando, desde el banco donde está mi juguete hasta el que es mi objetivo hay exactamente quince cuadras, las cuadras acá son de aproximadamente cincuenta metros, esto hace un total de setecientos cincuenta metros, así es que estamos dentro del mismo perímetro donde actúa la policía que protege a estos dos bancos. Durante todo el recorrido sentía los ojos del gran hermano que me miraban por sus cámaras repartidas por estas calles. Entro a un bar y pido una cerveza. Miro la hora, aún me queda una hora, una hora exacta. Pido otra y enciendo un cigarrillo. Llegó el momento, miro mi reloj de bolsillo y marca las trece horas en punto, me paro frente a mi objetivo, un pequeño banco con solo dos cajas, un guardia en la puerta y la bóveda. Mientras las cámaras registran cada paso, de cada transeúnte, un sonido estruendoso, se divisa humo, la gente se altera y todos los policías y bomberos corren hacia la meca de la burguesía de Ciudad Capital, un banco a quince cuadras incendiándose se logra escuchar en la radio de un policía rezagado que va a pie hasta el lugar. Entro al banco (mi objetivo), saco mi colt .45 y disparo al aire, un grito de todos al suelo, esposo al guardia y le quito su arma, el nerviosismo y el miedo se respiraba en el aire, encañonado el tesorero lo llevo hacia la bóveda, lleno dos maletines con billetes grandes, de manera rápida y ordenada, sin dispararle a nadie, sin golpear a nadie, salgo del banco, tomo un taxi y me largo.

TRACK 3: MÁS QUE UNA PASIÓN.
Comencé a venir al estadio cuando tenía alrededor de un año, pero los recuerdos claros los tengo desde los cuatro años, siempre con mi viejo, mis hermanos y uno que otro vecino, fin de semana a fin de semana, en aquel entonces el club no estaba en su mejor momento, digamos que estaba en el peor momento, quizás por esto comienza esta extraña relación. Ya son varios años, más de un cuarto de siglo siguiéndote, recorriendo ciudades, países, gritando con más fuerzas cuando vamos abajo en el marcador, bendita locura, miles de recuerdos y amistades, encuentros y desencuentros, historias y mil batallas. Para muchos es solo un equipo de fútbol, para mí es un eterno romance, la luz que nunca se apagará…

TRACK 4: AMARILLO COLORAO.
Un retornado más luego de un largo tiempo en el exilio. Marxista-Stalinista a morir en su discurso (en aquellos años), apoyaba la lucha armada, daba instrucción en las poblas para enfrentamientos armados, clasista a morir, pobre y honrado como él solo, pero miedoso. Vivía cagado de miedo, preso de su postura y de la “imagen política-combativa” que “debía” mostrar. Apenas tuviste la oportunidad corriste, te olvidaste y viste desde la segura distancia como tu pueblo fue mutilado. Volviste a los años, con título universitario obtenido en el primer mundo, volviste con lucas, con nexos políticos en el gobierno y te recibieron como un verdadero rock star en tu arribo a Santiago. Compraste un gran terreno cercano a las casas de aquellos que mataron a tus “amigos”, armaste tu empresa y te  comenzaste a forrar, compraste cuanto concejal, alcalde, diputado y senador que pudiste. Tu empresa de seguridad te dio enormes dividendos. Ahora eres como tus vecinos, bebes tragos importados, vacacionas en el extranjero, tienes cuenta en bancos suizos y últimamente estás invirtiendo en el business del vicio. Eres una mierda, te cambiaste de bando por plata y mereces el mismo trato que ellos. Una bala lleva tu nombre…

TRACK 5: DISPARO COTIDIANO.
Como todos los días llego al trabajo, a pasar el día encerrado en este cubículo. Otro día más perdido, un día más regalado al patrón. Pero no hago nada al respecto, espero al igual que el resto de mis compañeros la hora de salida, espero como todos mis colegas las vacaciones para encalillarme y durante todo un año pagar el préstamo con el cual financie la semana en el litoral. Firmé mi pacto con el diablo y fue mi elección, nadie me obligó, solo lo busqué por comodidad y ahora espero el día de jubilar o de armarme de valor y  estallar.

TRACK 6: MI PALABRA.
Cual paladín de historieta hago mi promesa: “Seré el defensor del oprimido, el castigador del torturador, mi vida por ustedes, y todo el jardín de promesas que, justificando mi enojo-rabia-venganza, un personaje vengador debe tener”.

TRACK 7: REALITY.
Hoy comienza el nuevo reality en la tv, el trastorno mental llevado a su máxima expresión. La gente mata por ver la competencia de turno, la de hoy trata de quién se puede humillar más frente a la autoridad de turno. La competencia es devastadora, impresiona el poder que tienen de auto humillarse estos sujetos. La reverencia, la lamida de botas, el quedarse callados, TODAS las jugadas magistrales del dormido, del esclavo protegiendo al amo. Transmitido por cadena nacional para todo el mundo, desde el centro de tortura clandestino hasta la comodidad de su hogar…

TRACK 8: CAMINO AL CIELO.
Llegaba el sacerdote domingo a domingo a su parroquia, saludaba a sus feligreses con alegría y humildad, cortésmente les agradecía a las señoras de más avanzada edad de llegar, una vez más, a escuchar su sermón y expiarlas de sus culpas. Luego de unas vueltas y mostrarse bien por el patio de la parroquia el buen cura entra a su “oficina”, un secreto y privado lugar que solo unos pocos (des) afortunados tenían el gozo divino de conocer. Cada domingo era un sujeto distinto, bien podía ser un niño, una niña o un drogadicto dispuesto a redimirse de su mala vida, es en ese asqueroso lugar donde el buen cura sacaba a relucir sus más salvajes instintos, era en ese lugar donde Pasolini y su obra “Salo” quedaban cortos en las perversiones de este sujeto. Cada domingo, sagradamente, antes y después del sermón el buen cura limpiaba el alma de un inocente mediante su satisfacción lujuriosa y pervertida, amparado por sus fieles lacayos que limpiaban su “oficina” y mediante amenazas mantenían al abusado en línea. Pero para cada profanador de inocencia hay un castigo y las cosas se pagan aquí y ahora, la vida eterna que proclamas no existe. Y fue en su “oficina” donde el hermano mayor de un niño que visitó la oficina anteriormente entró, se dejó seducir por el buen cura y cuando éste lo tomó de su cabeza para obligarlo a realizar una felación lo sodomizo con el crucifijo de plata que tenía sobre su escritorio, una y otra vez, y ahí quedo el buen cura, tirado en el piso de su “oficina” desangrándose después de haberle ofrecido salvación y vida eterna a un “drogadicto”.

TRACK 9: FIN DE TEMPORADA.
Año 2016, miramos para atrás y el mundo no ha cambiado, obviando la tecnología seguimos igual que en la época medieval. La ignorancia es la que gobierna, la gente que se instruye se les acusa de Hueones Fomes o Amargados, lo que en la dinámica social sería ser lapidado en la plaza pública o en términos actuales ser agarrado para el hueveo en el lugar por los asistentes, humillado y criticado por tomar “en serio” ciertos temas. La gente hoy en dia, se contenta con poco, hace caso a lo que dice el sacerdote en t.v. Tenemos el paraíso internet, lugar donde está todo al alcance, pero el ser obediente solo se contenta con sus amigos virtuales de plataformas o dárselas de fotógrafo. Vamos en caída libre, esa es la mejor parte de la historia, caminar a pasos agigantados hacia el exterminio, la desaparición de esta raza “evolucionada”. El humano cáncer terminal del mundo.

TRACK 10: ARRASTRADO.
No quiero salir hoy, no tengo ánimo. Se acabó el sentido de la vida en el momento que me dejó, quiero quedarme en un rincón llorando, tristemente, para que el mundo se apiade de mí, para el que pase tenga lástima de mi dolor… MIERDA  de gente.

TRACK 11: EL LOCO HARRY.

  • Sabes, tengo un problema, ayer se metieron a robar a la casa de mi abuela, la vieja vive sola en esa población, el tema es que sé quién fue, pero me cago de miedo, el hueón es brígido, tiene tres muertos encima, solo en este año, y no me da la pana para ir donde él. Mis familiares fueron a los pacos, pero todo quedó ahí, en nada.

  • Fácil po, anda al bar de la esquina, en la mesa del rincón, esa que está al lado del ventanal, frente al baño, se sienta el loco Harry, cuéntale lo que te pasó, dile que yo te dije que hablaras con él.

TRACK 12: 13 (tributo a T.T.M.)
Siete, ocho, nueve, diez, once doce y trece.
TRECE, qué te parece?

 

 

TRACK 13: ANALIZANDO.
Creamos un conflicto, utilizamos nuestros medios de comunicación, tenemos a la policía de nuestro lado, lo enfocamos como si fuera problema ciudadano, instamos a los parlamentarios a que apliquen una ley anti delincuencia y nos escudamos en ella para defendernos. Negocio redondo y una vez más nuestros bolsillos se llenarán, la ley nos amparará y los mismos de siempre perderán.

 

LA POLLA RECORDS – Bajo Presión (1994)

1.- Monopoly 2:12
2.- El ojo te ve 2:27
3.- La fútbolera 3:39
4.- Erik el Rojo 2:49
5.- Bang-Bang 2:30
6.- Palabras 2:27
7.- Gladiadores T.V. 3:09
8.- La Secta 3:48
9.- Fin de siglo 3:02
10.- El revolcador 2:51
11.- Harry lo hace por ti 3:25
12.- La trece 2:17
13.- Analizando 2:37