TONA

Me encantaría saludarte

en un día como hoy, 
Cómo estás?, Qué haces?, Estas bien?. 
Ya ha pasado medio año 
y aún no hay noticias tuyas.

 

Creo que estás bien, 
lo cruel y doloroso se sabe pronto; 
por estos días corre un frío repulsivo, 
esa sensación que traspasa la ropa, la piel, 
llega a los huesos y los carcome... 

Llegó el invierno,

y con él un recuerdo nostálgico,

tu imagen recorriendo la casa,

esas piernas flacas dando vueltas,

era tan pronto, pero tan tarde...

 


Fue nuestro último invierno,

el último recorrido, 

el último espacio

de tiempo compartido.

 

 

No quiero que sigan pasando los meses

porque seguirán pasando los días,

porque se notará tu ausencia,

porque fue la última estación

que compartimos de comienzo a fin.

 


Vivimos juntos,

compartimos, reímos, lloramos,

 

fuimos y seremos familia, 
te extraño... 

Baile de mascaras, brebajes mágicos, 
conversaciones, desacuerdos...

Por qué te fuiste?

Por qué no esperaste?

Por qué no llamaste? 

Por qué???????

 

Y acá seguimos recordándote,

ansiosos de verte, ansiosos de abrazarte,

repletos de recuerdos,

de tu voz, de tu sonrisa,

repletos de ti…